#YOUMUSTFOLLOW: ALFONSO BASSAVE

Hoy tenemos el placer de poder mostraros nuestra entrevista con el que, a día de hoy,  es uno de los actores consagrados de nuestro país. Alfonso Bassave es ya una de las caras más conocidas por todos en televisión, gracias a sus papeles en series como Gran Hotel, Amar es para Siempre o Hispania.

Hoy nos cuenta cuales fueron sus primeros pasos en la que es ahora su profesión, sus gustos en cine, como define su estilo personal y algunos consejos para esos jóvenes actores y actrices que esperan poder vivir de este trabajo:

-¿Supiste siempre que tu vocación era el arte dramático?

-No, fue algo que fuí descubriendo con el tiempo. En mi familia nadie se había dedicado a ello y, quizás por eso, de pequeño no lo veía como una opción real. Fue en la adolescencia cuando entendí en que consistía eso que hacían los actores en el cine y pude definirlo y elegirlo.

-¿Cómo fueron tus primeros pasos en este mundo?

-Pues mi primer casting fue precisamente con quien hoy me esta dando trabajo. Mi mejor amiga me pidió que la acompañara a un casting para Globomedia dirigido por Luis San Narciso. Me dieron un pequeño personaje episódico. Al poco tiempo, se organizaron las pruebas para Un Paso Adelante, me presenté y me cogieron. Ahí empezó realmente mi carrera en televisión. Fue la primera vez que me enfrentaba a un rodaje en el día a día. La primera temporada duró meses y aprendí mucho. Además fue una serie muy mediática y, aunque yo tenía un personaje secundario, entendí también lo que supone que de un día para otro te reconozcan por la calle. También, cuando acabé, que de un día para otro nadie se acuerde de ti (risas).

-¿Recuerdas algún proyecto con especial cariño?

-“Dieta mediterránea” fue mi primer protagonista en cine. Me salió unos días antes de empezar el rodaje debido a que el actor que iba a hacer mi personaje finalmente no podía. Suponía rodar con un director consagrado y al que ya admiraba mucho, Joaquim Oristrell, y un guión en el que los tres personajes aparecían prácticamente en cada secuencia. Aprendí mucho de mis compañeros Olivia Molina y Paco León y, aunque fue duro e intenso, creo que cambió mi carrera y mi forma de entender el trabajo.

-¿Podrías contarnos algún momento especial que tu trabajo te haya llevado a vivir? -¿Hay algún actor o director con quien te gustaría trabajar?

-Uf muchos! Es lo más maravilloso de esta profesión. Que cada proyecto supone contar una historia diferente, un personaje diferente. Nuevo equipo, nuevos compañeros. En cada proyecto aprendes algo nuevo, te enfrentas a nuevos retos, hablar en idiomas diferentes, actuar épocas históricas diversas, localizaciones nuevas etc. Aprender a montar a Caballo, a manejar una espada, una pistola o a caer por un barranco simulando que te han dado un tiro. El universo emocional de cada personaje es diferente y la responsabilidad del actor es hacer ese “viaje” iniciatico que cada historia propone. Y eso te permite aprender tanto de ti mismo y del ser humano que es fascinante.  Hace un par de años rodè la película americana “The Rendezvous” en Jordania. El hecho de estar rodando una peli de aventuras americana en un sitio como Petra o el desierto de Wadi Rum fue una experiencia brutal.

-¿Hay algún actor o director con quien te gustaría trabajar?

-Sí, claro. En esta profesión aprendes mucho de los compañeros, tanto con los que te toca trabajar como con otros que simplemente admiras en la distancia. En España he tenido la oportunidad de currar con gente a la que admiro mucho, como Miguel Ángel Solá, Ángela Molina, Roberto Álamo o ahora, en Estoy Vivo, con Javi Gutiérrez. Trabajar con gente a la que sigues y admiras te pone las pilas y te hace exigirte más para estar a la altura. Me encantaría trabajar con directores como Fernando León, Amenabar o Almodóvar. O actores como Luis Tosar, Bardem o la gran Penélope Cruz.

– Respecto a tus gustos personales, ¿tienes alguna película favorita en la que te hubiera gustado trabajar?

-Me fascina “Las Amistades Peligrosas”, para mi es una lección magistral de interpretación y sus personajes son arquetipos a los que siempre volver. La veo cada varios meses y sigo aprendiendo, sobre todo del gran John Malkovich. Hace poco he visto “Call me by your Name” y me ha flipado el trabajo de los dos protagonistas. Es un tipo de cine que me encanta y, también, en el que daria algo por participar.

-Si tuvieras que elegir entre trabajar en cine, teatro o televisión, ¿tienes claro que elegirías?

-Cada medio te enseña algo y el reto es diferente. Yo confieso que he aprendido a amar la interpretación a través del cine. Mi padre era un gran amante del cine y compraba miles de VHS a un tipo que se hacía llamar “El hombre de las películas”. Tenía cualquier largo que le pidieras en una época en la que no existía internet. Con él me tragaba todos los clásicos, los westerns. El cine de Kurosawa o Tom Ford. Y eso me hacía soñar. No concebía que eso era una profesión real hasta que vi “El Club de los Poetas Muertos” con 18 años. Para mi aquello fue una revelación.  Supe que quería hacer de aquello mi carrera y esa misma noche se lo dije a mis padres.

-Según tu forma de vestir diaria, ¿cómo definirías tu estilo?

-Mi estilo es lo que en cada momento me apetezca. Creo que la forma de vestir es una forma más de expresión y me gustan muchas cosas diferentes. Cada época cada día me siento diferente y voy probando.

-¿Qué tipo de prendas nunca pueden faltar en tu armario?

-En mi armario no faltan vaqueros, sudaderas, abrigos largos y botas militares.

-¿Tienes un diseñador o diseñadora favorito?

-Me gustan marcas como American Vintage, Levi’s, Dr. Martens, Marc Jacobs. Intento ir cómodo y prefiero ropa ancha y oversize.

-¿Qué consejo das a todos esos jóvenes que sueñan con poder trabajar algún día como actores y actrices?

-Les diría que tengan mucha paciencia. Que se formen. Que estudien. Que lean. Que vivan y que viajen. La mitad del trabajo de actor es crear y vivir experiencias, además de ser capaz de conocerse y llevarse bien con uno mismo.

Fotografías cortesía de:

Marta Gómez – A6Cinema

Andrés García Luján

Lucas Cortondo

 

Leave A Comment