#OPINIÓN: LAS REDES INSPIRAN: ASÍ ES LA NUEVA PASARELA DE LA INDUSTRIA

No hay duda, las Redes Sociales, capitanean un nuevo y contundente escaparate en el que la moda que triunfa no nace sólo de las pasarelas. Las nuevas plataformas tecnológicas sirven de inspiración a los fashionistas, conectando de punta a punta del mundo con mucha gente para “decidir” las tendencias que más gustan.

Vivimos en una sociedad en el que consumismo masivo está en auge, hecho que genera que las personas busquemos novedades todo el tiempo para estar siempre a la última, conseguir el “hit” de la temporada o la pieza más deseada, sin importar lo que sea que se tenga que llevar. Son las Redes Sociales los protagonistas de llevar y traer las tendencias a través de imágenes seguidas de miles de “likes”, que consiguen colgar el cartel de sold out del objeto venerado, en cuestión de horas.

De esta manera, el universo digital nos ha llevado de la admiración por los desfiles a fotografiar las calles a la salida de éstos, a abrir pequeñas ventanas on line para crear, entre el show y la calle, las tendencias que llegarán a una audiencia mayor en un tiempo récord.

Uno de los casos más conocidos es el de Roxanne Assoulin, la autora que volvió a colocar a la palestra los chokers de colores el verano pasado. Sin tener terminada aún su web, la influencer Leandra Medine, que mueve millones de seguidores a través de su web www.manrepeller.com y su cuenta de Instagram, apareció en su showroom y se fotografió con ellas. Con ese sencillo gesto, las piezas se agotaron en un tiempo récord.

Esto demuestra una vez más, que la era del “diseñador propone, el cliente dispone” esta en decadencia. Ahora es la ley on line la que impone sus reglas y diseñadores consagrados como Victoria Beckham o Karl Lagerfeld, consiguen a través de los medios digitales, duplicar su facturación o que sus desfiles acaparen más flashes que ningún otro.

Porque ahora, son las personas las que se encargan de generar una tendencia y de imponer una moda, por muy ridícula que ésta sea.

Pero cómo surgen?

Quién no recuerda la Chaqueta amarilla de Zara? Amada y odiada a partes iguales, el “extraño” caso de la omnipresente Chaqueta amarilla, se convirtió en el fenómeno viral “fashion” más impactante de los últimos años. Lo que un un principio parecía que iba a ser una prenda más, con un alto riesgo de morir de éxito, de repente comenzó a verse de forma masiva en las calles de las principales ciudades españolas. En cuestión de días se expandió rápidamente por las Redes Sociales y al poco tiempo la susodicha chaqueta contaba con diversas cuentas de Instagram dedicadas a mostrar imágenes de las portadoras de la misma, llegando a protagonizar debates, coloquios y reportajes en diversos medios de comunicación nacional,  convirtiendose en una “plaga” , por que no decirlo, de dudoso gusto.

Este es un sólo un ejemplo de los miles que podríamos encontrar y cuyo impacto social escapa de toda lógica. Lo que sí podemos afirmar, es que formamos parte de un nuevo mundo del que ya vivimos enganchados y que se alimenta cada segundo de nuestras ansias de moda nueva. Las Redes Sociales manejan, deciden y predicen el futuro de nuestros armarios. Tenlo claro.

Leave A Comment