#LIFESTYLE. El museo de la calle

Primer #lifestyle del año, ya nos hemos comido las uvas, brindado mucho y comernos hasta el plato, llega la rutina, otra vez y espero que los reyes magos os hayan traído muchas cosas. Y, cómo no podía ser de otra manera, el arte es el indiscutible protagonista de este artículo. Pero vamos a hablar de un arte diferente, increíble y muy muy especial.

Te traigo una nueva manera de ver el arte y la protagonista es la calle. Te recomiendo que cuando viajes callejees y te pierdas por cualquier rincón de la ciudad. Hoy estamos en Madrid, una ciudad que en sus calles hay vida y color, mucho color. Desde Okuda a Banski sin olvidarnos de Valverde, artistazos con obras en mayúsculas por las paredes de Madrid ¿Hacemos una ruta?

Desde el icónico barrio de Malasaña hasta Madrid Río. Incluso el mismo metro puede ser el escenario perfecto para ver representado un sentimiento inexplicable de un artista que está lejos de los museos y de las exposiciones en salas bonitas. Auténticas obras de arte que te hacen imaginar, pensar y transportarte a un mundo onírico donde la traducción de la obra la pones tú mismo. Vale y sí, también son perfectas para instagram y tus followers.

Madrid te lo pone fácil, solo tienes que perderte por Malasaña, coger el metro y llegar a Matadero o pasear admirando las obras de la Tabacalera en Lavapiés. Una manera de conocer el corazón y el espíritu de una ciudad que tiene mucho que decirte.

El arte urbano está muchas veces olvidado sencillamente porque su escenario es la calle. Te recomiendo que te pares en cada pared y admires e intentes interpretar cada graffiti. Nunca pensé que una pared pudiese decirme tantísimas cosas. Como fan incondicional del arte y de los museos, te aseguro que después de perderme por las paredes de Madrid la calle es, para mí, el mejor museo del mundo.

 

Leave A Comment