#IMPRESCINDIBLES: LA AMERICANA

Todo/as tenemos un imprescindible en el armario, el cual aunque no sea la moda de temporada no nos puede faltar.
Hablo de esa prenda o accesorio que llegamos a usar tanto, que hasta puede que lo lleguemos a aborrecer.

Sin embargo hoy os quiero hablar de una prenda que por más que pasen los años, las modas o cambie nuestro estilo, siempre forma parte de nuestro armario.
¿Lo habéis adivinado ya?
Sí, hablo de la famosa “americana”.

The Sartorialist

La conocemos por muchos nombres.
Empezó siendo una chaqueta, la parte superior de un traje de dos piezas, un blazer…
Ahora está tan arraigada en la sociedad que la podemos encontrar en infinidad de estilos. Y lo que comenzó siendo una prenda hecha por y para el hombre, se ha ido convirtiendo poco a poco, desde los años 30 en un imprescindible para cualquier mujer.

Es cierto que su uso fue cayendo lentamente. Pero de nuevo volvió con fuerza en la década de los 80. Y es que desde entonces, no ha hecho otra cosa que evolucionar y adaptarse.
Es ese tipo de prenda que no importa el cuerpo que tengas -puedes ser bajita, alta, más o menos delgada, da igual- siempre va a quedarte bien.

Collage Vintage

Lo que empezó siendo una parte superior del traje de un hombre, ha tomado el nombre de mujer. Y lo cierto es que nos encanta esa adaptación y versatilidad.

Cada día podemos encontrar más variedad para que quede acorde a nuestro estilo.
Pueden ser cortas, largas, entalladas al cuerpo u oversize.
Con cambiar algo tan simple como un par de centímetros arriba o a los lados, puedes transformar por completo tu outfit.
-¿Quien no ha soñado alguna vez con la mítica escena de cualquier comedia romántica, en la que el chico depone su chaqueta sobre los desnudos hombros de la chica a la que quiere conquistar?-

Interiormente, nos gusta la idea de usar una prenda que hasta hace poco pertenecía a un patriarcado. Aunque este cada vez más parece renunciar a su uso tan frecuente.
Por lo que parece que finalmente sea algo característico de las mujeres, sin ver comprometida su masculinidad.
Quizás sea ese toque lo que ha convertido esta prenda, en un símbolo tan delicado y femenino.

Una de las mejores características de la americana, es como he dicho antes, su versatilidad.
¿Vas a trabajar a la oficina? Prueba con unos pantalones pinza, una camisa básica, unos tacones no demasiado altos para mayor comodidad y añádele tu americana.
¿Has quedado con amigas a tomar algo? Enfúndate tus vaqueros favoritos, unas zapatillas sencillas, una camiseta con algún mensaje o dibujo, -o si lo prefieres, lisa- añádele de nuevo tu chaqueta y lista.
O simplemente póntela con un vestido y verás como el royo de tu look, cambia por completo.

Collage Vintage

Podemos usar un montón de accesorios, pasarnos horas delante del tocador trabajando en un buen maquillaje y acabar yendo como cualquier maniquí de la tienda de moda en ese momento.
Pero muchas veces, lo sencillo es lo que marca la diferencia.

Fotos: Tommy Ton, The Sartorialist, Collage Vintage

Leave A Comment