#OPINIÓN: El Fenómeno “See-Now-Buy-Now” remueve los cimientos del fashion stablisment

En la moda todo cambia. Cambian las colecciones y los lugares tradicionales de presentación. Cambian las campañas y cambian las caras que protagonizan esas campañas. Cambian los conceptos y cambian las musas que los materializan. Cambian las formas de venta y cambian las estrategias de ventas.

Moda en movimiento e inspiración constante, que no cambia en esencia pero se que se adapta a las nuevas demandas.

Vivimos nuevos tiempos en la industria y no podemos eludir el nuevo rol adquirido por el consumidor, el cuál ya no se ve como un agente pasivo y cuya innegable importancia han provocado que las firmas de moda modifiquen sus estrategias para adaptarse a las nuevas exigencias.

Este fenómeno de inmediatez le hace honor al concepto “lo ves ahora, lo compras ahora”, comprar y vestir al instante. Las demandas y necesidades latentes en la actual industria de la moda se rige por una clientela ávida de hacerse con la colección que está viendo desfilar, el Ya inmediato por hacerse con las prendas del mañana.

Con la explosión de las redes sociales lo nuevo es el ahora, entonces de qué sirve que las colecciones salgan a la venta 6 meses después?. El actual concepto de mercado ha obligado a muchas marcas a “descolgarse” del tradicional calendario de la moda bajo el marco de las “Fashion Weeks”, para crear líneas que sus clientes puedan comprar de inmediato. En este sentido “lo deseo” ha dado paso a “lo quiero”.

Los factores que posibilitan el éxito del “See-now-Buy-now, es la reducción de las presentaciones en 1 0 2 a lo largo del año, para mostrar las colecciones de hombre y mujer. De esta manera llegarán a las tiendas físicas y online inmediatamente, siendo posible salir del desfile y adquirir esa prenda que tanto nos gustó.

La idea de evolución es el denominador común que responde a este fenómeno. Evolucionar no significa abandonar el ADN propio de la marca, evolucionar se entiende como el proceso de adaptación ante el nuevo panorama de necesidad y al cuál hay que entender para resultar ganador. Una solución, que además de satisfacer al cliente, genera expectación y un aumento de las ventas. Las pasarelas y sus fechas ya no funcionan como antes, se ha convertido en una idea anticuada de la que ya no tiene sentido. Ahora la emoción del consumidor está en la disponibilidad rápida e instantánea de la colección.

Con esta premisa, aparentemente sencilla, firmas como Mathew Williamson, Rebeca Minkoff o Thakoon fueron de los primeros en crear líneas que sus clientes pudieran adquirir al instante. Los siguientes en unirse fueron Tom Ford, Burberry o Tommy Hilfiger, con el objetivo de “democratizar” la pasarela y posicionar al consumidor como el centro de su negocio. Otras de las marcas que han querido participar en el “diálogo” see-now-by-now, aunque de una forma más moderada, es Proenza Schoulder que sacó una “Early Edition” especial formada por algunas de las prendas de su colección y que estuvo disponible tanto en su tienda física de Nueva York como en su página web. Versace también muestra su apoyo a este aire renovador de la industria, manifestando que el futuro está en la revolución de Internet y las redes sociales, considerando este momento actual en la moda, como el más emocionante de todos los tiempos.

En el panorama nacional, destaca el gigante low cost Zara, experta desde hace años en practicar este nuevo concepto de crear la necesidad de comprar sus prendas con inmediatez y siendo una de las marcas pioneras en fomentar el “fast fashion”, por el cual cada semana incluye piezas nuevas a sus colecciones.

No obstante, ante todo el revuelo que este nuevo rumbo está generando en los cimientos de la moda, se alzan otras voces como Dior, Chanel, Chloé,Isabel Marant, Balenciaga o Dries Van Noten, que se mantienen fieles al hasta ahora tradicional funcionamiento del sistema argumentado el tiempo requerido en el proceso del trabajo del diseñador y la complicada cadena de suministros que esto conlleva. Para ellos, el proceso creativo radica en la importancia de mantener el deseo y la espera y dar a la gente el tiempo necesario para hacer su elección y producir las cosas bien y en pro de la calidad.

El debate ya está en la calle, y los cambios que se avecinan forman parte de la esencia propia del mundo de la moda, dónde cada vez se hace más latente que el futuro es presente.

El Now, now, Lo quiero, lo Tengo, son las nuevas palabras de moda.

Leave A Comment