El eco feminista de los Goya

Mucho se está hablando de la gala de los Goya, demasiado larga, chistes absurdos y EL FEMINISMO. Vaya, la palabra feminismo retumbó como un suave eco por fin en una gala de esta envergadura. Lo de larga ya lo sabíamos y lo de absurda también, ¿qué esperabais de Joaquín Reyes y de Ernesto Sevilla? ¿humor inteligente? Ya… No amigos, no son precisamente dos estrellas en cuanto a humor inteligente y poco sobre actuado se refiere y, eso ya lo sabíamos.

En cuanto a la palabra FEMINISMO, sí esa que tantos dolores de cabeza les da a muchos, sí esa esa, esa que cuesta tanto de entender, aunque la que no entiende el porqué es esta servidora, solo hay que teclear FEMINISMO en google y nuestra querida y maravillosa RAE, me gusta jugar al sarcasmo, define. De esa vamos a hablar amigos, porque ha estado presente en los Goya.

 

 

Palmitos rojos con el hashtag #masmujeres repartidos a tutiplen en la alfombra roja, apariciones estelares de la mano de Paquita Salas y Pepa Charro y, como olvidarnos de la ganadora de las ganadoras, Isabel Coixet, ¿una mujer ha ganado el premio a mejor dirección y a mejor película? ¿nos estamos volviendo locos? Ahí está, la noticia de que un mujer ha ganado un Goya tan masculinizado, y ¿por qué? Ha ganado una persona con mucho, mucho talento, con una de las mejores películas que se han producido y dirigido en España y, es mujer, sí. Gracias Coixet por tus palabras pero sobretodo, gracias Coixet por tu talento. La dirección novel también se lo llevó una mujer, Carla Simón, ¡uooh! estamos de celebración, ¿dos? A ver si es verdad lo que dicen y estamos cambiando un poco.

Discursos, presencias, premios y reivindicaciones muy muy necesarios en un mundo desigual, en un mundo donde la brecha salarial supera el 40% y donde la masculinidad y virilidad de los monstruos y las super producciones con miles de efectos especiales se premian una y otra vez.

Las portadas de las cabeceras de revistas de y para “mujeres” han amanecido con los peores looks y los mejores, ¿en serio? Son las propias mujeres quienes critican y juzgan el físico de otra mujer y, sin embargo hablamos menos del sublime discurso de Pepa Charro, del apabullante agradecimiento de Nathalie Poza, las declaraciones de Leticia Dolera o la recogida de premio de Isabel Coixet. Así sí chicas venga, cambiemos entre todas el mundo con looks revolucionarios y críticas sobre las piernas de una mujer.

Sí que es una gala para reivindicar unos derechos que no deberían de cuestionarse, de hablarse y de dar dolores de cabeza a nadie y ya sabes, si te duele la cabeza te tomas un ibuprofeno y a dormir.

Leave A Comment