#CATWALKREVIEW: Resort Collection 2018

Comienzan las tendencias para el próximo 2018. Los grandes diseñadores muestran sus propuestas Resort en distintos lugares del mundo.

 

 

PRADA

Prada crea para su colección crucero 2018 un espectáculo inspirado en la modernidad industrial y la Belle Époque. El evento tuvo lugar en la Galleria Vittorio Emanuele II, terminada en 1877.

En la colección podemos ver un aire sport, que da cabida a prendas de nylon, sneakers y riñoneras. Los volúmenes en hombros y brazos son aquí característicos. Por otro lado, encontramos una parte más femenina, con prendas de organza de colores pastel y volúmenes plisados. Sobre estos looks delicados podemos ver detalles metálicos, que hacen eco de la cúpula de hierro fundido de la Galleria delante de la cual caminaban las modelos.

 

James Jean proporcionó ilustraciones sinuosas de conejos y lirios, que Prada dijo que había imaginado como una impresión de Liberty.

 

Los calcetines bajo las sandalias, los cuellos altos y cerrados y las aplicaciones de plumas o pailettes son otras de las características que pudimos ver en la propuesta.

 

 

DIOR

Christian Dior llevó su espectáculo hasta Las Virgenes Canyon en Calabasas, California. Allí se formó un campamento decorado con globos, tiendas de campaña y todo lujo de detalles. Todos esperaron al atardecer para que comenzase el evento.

 

La directora artística de Dior, Maria Grazia Chiuri fue a los archivos, donde se encontró con la colección Lascaux del fundador de la casa de 1951, inspirada en las antiguas pinturas rupestres. Entonces, comenzó su colección. Chiuri reprodujo los bocetos de Lascaux en tejidos y como estampados. También pudimos ver impresiones con ilustraciones del tarot, que recreaba la magia de la colección.

 

Las tonalidades tierra, junto con los rojos y los negros fueron los tonos más destacados en la colección. La variedad de tejidos y estampados, los sombreros y las cinturas marcadas fueron otros de los aspectos más característicos.

 

 

VUITTON

Nicolas Ghesquière continúa ganando adeptos.  Su última colección para Vuitton la presento en un lugar espectacular. Ubicado en un valle verde a una hora de Kioto y diseñado por el arquitecto IM Pei, el Museo Miho parece que aterrizó en el lugar desde el espacio exterior.

 

En su colección destacan las referencias japonesas, para las que colaboró el famoso diseñador Yamamoto. Al parecer, Ghesquière ha estado viajando a Japón durante dos décadas, y esta colección fue una carta de amor, no sólo a Yamamoto, sino a la cultura del país en general.

 

La armadura del samurai, los colores de Kurosawa, el maquillaje de Kabuki, las impresiones tradicionales de los pescadores y las oscuras series japonesas, produjeron una colección densa con huellas, capas y texturas y una actitud rebelde.

 

 

CHANEL

Chanel vuelve a la antigua Grecia. Lagerfeld sostiene que nunca ha habido representaciones más hermosas de las mujeres que las de la antigua Grecia. Por ello, la recrea en el presente. Para ello, la audiencia afortunada fue llevada a un ideal Elysian de una ruina griega.

 

El tweed, el punto y algunos tejidos con caída en forma de faldas, vestidos y chaquetas forman la colección acompañados de sandalias con correas. Crean una mujer poderosa.

 

Siluetas helénicas, brazaletes dorados de piedras preciosas, monedas antiguas como botones o amontonados en collares, tejidos de relieve de cerámica y paillettes metálicos de hoja de laurel fueron algunos de los detalles del desfile.

Leave A Comment